Crucero de Goiás

De 1901, fue esculpido por Manuel González Perdiz. Con plataforma de un peldaño sobre el que se apoya un pedestal cúbico en “garganta”. El fuste es muy curioso ya que empieza en forma cuadrada, sigue octogonal y en el último tramo es cilíndrico y en el aparecen tres figuras sobre peanas. El capitel está decorado con hojas, volutas y pequeñas cabezas. La cruz es cilíndrica y en ella aparecen, en el anverso un Cristo con el cartel de INRI y en el reverso la Verónica.