Esculturas

Lalín es tierra de artistas y de amantes del arte, y se nota en sus calles. Una buena forma de recorrer la villa es descubriendo sus esculturas. Algunas se han convertido en símbolos del ayuntamiento, como la dedicada al aviador Loriga o la estatua del cerdo.

 

Unas monumentales, otras discretas, unas figurativas, otras abstractas. Todas tienen una historia detrás, anímate a descubrirla!

Al niño labrador
Autor
Francisco Castro
Año
2011
Materiales
Granito
Dirección
Calle “Memorias dun neno labrego”, Lalín
Coordenadas
42.6630278, -008.1083333

Esta estatua de granito representa a Balbino, el niño protagonista de la novela “Memorias dun Neno Labrego” escrita por Xosé Neira Villas, portando su diario y el tirachinas acompañado de su perro Pachín.

Balbino es un chaval de aldea, en el que muchas generaciones de niños gallegos se vieron reflejados, y que nos ayuda a entender, con sus aventuras y desventuras, como era la vida en el rural gallego a mediados del siglo XX.

Con esta escultura se rinde homenaje a este autor nacido en la comarca de Deza.

Imagen Al niño labrador