Esculturas

Lalín es tierra de artistas y de amantes del arte, y se nota en sus calles. Una buena forma de recorrer la villa es descubriendo sus esculturas. Algunas se han convertido en símbolos del ayuntamiento, como la dedicada al aviador Loriga o la estatua del cerdo.

 

Unas monumentales, otras discretas, unas figurativas, otras abstractas. Todas tienen una historia detrás, anímate a descubrirla!

Sin título
Autor
Xosé Couto Codeseira
Año
1999
Materiales
Acero y granito
Dirección
Paseo del pontiñas
Coordenadas
42.6635000, -008.1126944

Obra compuesta de dos piezas, una de ellas hecha de acero y piedra, ambos materiales fríos. La escena se sitúa en la orilla de la barandilla que sigue el curso del río, resaltando y contrastando la horizontalidad de aquella con la verticalidad en los dos niveles de altura de la escultura.

Una pieza hecha de un paralelepípedo metálico soportado y coronado por formas pétreas, símbolo fálico, forma floral y mismo personaje antropomorfo sintetizado.

A ras del suelo, como si brotara de la hierba, aparece el primer componente de la obra. El segundo, realizado sólo en piedra, pareciera una corona pero en otro estado temporal y formal.

(Texto: Alicia Fernández Dapena).

Imagen Sin título